VALORES INSTITUCIONALES

 

EL RESPETO:

El cual significa valorar a los demás, acatar la autoridad y considerar su dignidad.

El respeto se hace necesario dentro de cualquier institución y a cualquier nivel de mando, hace parte de nuestro diario vivir puesto que a través de él valoramos a quienes nos rodean.

Es fundamental dentro del hogar, tanto de hijos a padres como de padres a hijos pues cada uno de estos ocupa un lugar importante y el respeto dignifica su posición dentro de él.


 

LA TOLERANCIA:

Es aceptar la diversidad de opinión, la diversidad social, étnica, cultural, religiosa, igualdad de oportunidades para quienes conforman la sociedad.

Es necesario que padres y maestros aceptemos a los niños como son para que ellos acepten a los demás, cuando se es tolerante se ven las necesidades de otros más claramente si se acepta a los demás y si es capaz de entenderlo.

La tolerancia es uno de los valores fundamentales para el desarrollo de las competencias ciudadanas pues abarca otros valores similares que nos proveen de un buen sentir ciudadano.


 

LA SOLIDARIDAD:

Es la capacidad de sentir con el otro, de contagiarse emocionalmente, es algo que podemos observar muy tempranamente en los niños.

En estos tiempos de crisis y dificultades es la solidaridad la que nos dignifica como seres humanos pues, es en estos momentos donde deben aflorar estos sentimientos de apoyo y comprensión para con el otro.


 

LA AFECTIVIDAD:

Es la evidencia misma de una buena autoestima, pues quien se quiere a sí mismo, quiere a los demás y lo demuestra sin temor a sentirse expuesto en sus sentimientos.

Se demuestra no sólo con lo material y lo tangible, es más en sí un sentimiento que se expresa con lo intangible, un beso, una caricia, una sonrisa, una palabra de aliento.


 

LA GENEROSIDAD:

Es desprenderse de lo que tenemos sin que nos sintamos afectados en nuestro poseer, es compartir sin mirar con quien.

Se es generoso no solo con lo material, también se puede ser con el tiempo, el escuchar, el esperar, en cada situación de nuestra vida hay una oportunidad de serlo.